lunes, enero 02, 2006

Algo se muere en el alma, cuando un PJ se va

Matar un PJ... Es uno de los momentos claves de cualquier partida, es algo delicado y que se debe llevar bien... ¿Pero como debe enfrentarse a ello un Máster?

Hay muchos estilos, desde el máster sádico que disfruta masacrando a sus jugadores hasta el máster madraza que los acolcha y les canta nanas... Como siempre me decanto por el término medio. Los que disfrutan matando a sus jugadores realmente tienen un problema... ¿Qué mérito tiene matar a un PJ en un juego en el que eres el puto amo? Eso es como ser la Banca del Monopoly y fardar de estar forrado, hay que estar mal... Los máster madraza son buena gente, pero deben recordar que los PJs no son sus hijos, y que la muerte está contemplada como una posibilidad en la gran mayoría de juegos de rol, no es mala, es un juego, no pasa nada...

En mis primeras campañas lo de la muerte de PJs era el pan de cada día, y lo de resucitarlos era la salsa en la que mojar ese pan de cada día... Ni Dragon Ball, ni Shenron, ni ; clérigos, hierbas quetecagas, etc. Pero con el tiempo uno ve que esto de resucitar PJs es algo totalmente contraproducente, quita emoción a la partida y hace que los jugadores gocen de cierta inmunidad repercutiendo en su forma de jugar que pasa a ser alocada y temeraria; "si te matan, te resucitan; si lo matas te dan PXs, como mola... ¡Banzai!". Por no hablar de que a pocas ambientaciones les sienta bien esto de las resurrecciones. Luego uno descubre juegos como La llamada de Cthulhu en los que la resurrección no tiene ningún sentido, y se acaba aceptando la muerte de un PJ como parte del proceso lógico de un juego de rol. ¿Sin riesgo donde está la gracia? De hecho el no aceptar la muerte de un PJ es un actitud incluso infantil.

Pero la muerte plantea otros problemas más allá del jugador frustrado, puede romper la unidad de la narración "¿y ahora como coño meto yo a otro personaje si están perdidos en medio de las selva de Borneo?" es algo que habrán dicho muchos masters de Cthulhu; la muerte de un PJ supone crear una ficha nueva, "¿alguien dijo pereza?"; e introducir un PJ por el que los otros jugadores pueden mostrar lógica desconfianza, "¡eh! Quita tío, déjanos en paz, ¿qué no ves que estamos liados?"; y si la muerte se convierte en algo recurrente desemboca en desmotivación por parte de los jugadores, "joer, ¿pa qué jugar? si la voy a cascar igual; ¡ey! ¿estos cómics son tuyos?".

Entonces la solución que yo le veo es... Que se mueran sí, pero poco, y para ello hay que ajustar la dificultad. Un índice de una muerte cada 10 sesiones está bastante bien... También depende del juego, en Cthulhu esto se dispara llegando a una mortalidad nivel Verdún, en juegos más épicos la cosa puede coger tintes contrarios, "te cae una bomba atómica encima, te quedan 4 Puntos de golpe y te pitan los oídos". Hay que tener en cuenta a que se está jugando.

Lo que no me gusta en absoluto es la inmunidad de guión, no creo que el máster deba decidir cuando y cómo puede morir un PJ, la muerte de un personaje se debe a las acciones del propio jugador, incluso a la mala suerte si es necesario, aunque creo que muy difícilmente nadie morirá por mala suerte. La cuestión es la siguiente, hay un PJ que corre un riesgo o toma una decisión equivocada y luego hay la tirada que puede desencadenar la fatalidad, pero sin lo primero no hay lugar a lo segundo. En mis últimos años de máster no recuerdo ninguna muerte que se deba exclusivamente a la mala suerte, todas se debían a fallos de planificación o a decisiones erróneas por parte de los propios jugadores. Eso no quiere decir que todos los fallos se paguen con la muerte, pero partiendo de un error lo que te salva sí que es la suerte, pero si evitas ese error no necesitarás la ayuda de la divina providencia, los buenos planes apenas necesitan el factor suerte (por algo son buenos), así que mejor no cometer muchos errores que al final sale caro, por simple probabilidad. La mala suerte no provoca la muerte, más bien es la buena la que la retrasa.

Y siempre está la opción de perdonarles la vida, pero me parece un mal precedente para el futuro (¿les salvas la vida a todos? ¿les salvas cuando te interesa?). Hay la creencia de que la todopoderosa intervención del máster debe evitar muertes ridículas... Pero pensemos fríamente, ¿hay realmente muertes ridículas? Las muertes más ridículas solo se pueden relacionar con acciones ridículas... Nadie se me va a morir subiéndose a una silla, no se hace tirar por eso; nadie se va a empachar comiendo pavo; nadie tendrá un infarto mientras se desahoga en un prostíbulo... Por lo tanto entendemos que los jugadores no corren riesgo en todo momento, corren riesgos controlados muchas veces, pero es virtualmente imposible que mueran por auténticas tonterías a no ser que les hagas tirar por todo (y aún así todavía dependería del juego).

Lo que hay que hacer es controlar el nivel de poder con el que jugamos, cuando se pongan enemigos se debe ser consciente de lo que se pone, siempre es mejor poner pocos y dejar el combate como algo culminante de la sesión de juego, pero no como el hilo de la misma, aquello de hostiarse por el placer de hostiarse mejor lo dejamos para otro día (o para partidas muy concretas). Y esto, al contrario de lo que se piensa, incluye los juegos de Fantasía épica... ¿Cuantas veces lucha Frodo? si incluso en la memorable escena de Moria el menda huye, y eso que contaba con inmunidad de guión el tío, pero el bueno de Frodo se sabía eso de que hay que evitar el enfrentamiento directo dentro de lo posible, el combate debería ser realmente peligroso; si el nivel de dificultad es ajustado no debería haber problemas de ese tipo (no les pongas una emboscada de 50 tíos si están jugando bien sus bazas, ponla cuando jueguen como el culo y se tercie), los jugadores siempre deberían tener opciones de evitar los problemas gordos (excepto al final de la campaña quizás, cuando necesites un clímax en la narración). De hecho los jugadores prudentes aumentan su rendimiento de forma espectacular, primero se cubren las espaldas, luego atacan de forma rastrera, planifican, evitan el ir a sitios sin considerar los riesgos, y sobre todo... son solidarios entre ellos, ¿para que quieres Puntos de Experiencia si vas a morir en el intento?

Si aún así tenemos miedo de que la casquen hay sistemas que salvaguardan un poco las espaldas contra las temibles malas tiradas. A mí me gustan los Puntos de Género de SilCORE, en función de la ambientación se determinan que efectos de género son posibles... No es lo mismo jugar a Space Opera donde puedes crear auténticos héroes que salen indemnes de situaciones absurdamente peligrosas, que jugar a Hard Sci-Fi donde una grieta minúscula en el casco de una nave supone la muerte de una tripulación entera. Los puntos de género de SilCORE reflejan esto, en función del tipo de juego que decidas dan más o menos posibilidades de salvaciones milagrosas. Yo lo limito mucho, pero si la opción se contempla de antemano me parece perfecto, eso sí, que no se caiga en el abuso del que derivará la idea de inmunidad para acabar pasando a la de impunidad...

Pero vamos... Aceptemos que al final un PJ muere (horreur), aquí hay que aplicar la gran fase de Otto (sí, el conductor de autobús de los Simpson), “Al menos que palme chulamente, ¡¡¡y que viva Led Zeppelin!!!”. Pasaremos por alto lo de que “Viva Led Zeppelin” ya que es una obviedad, y nos centraremos en lo de “Al menos que palme chulamente”.

Es obligación del máster el no despachar al PJ con un “estás muerto, mañana te pasas por mi casa y hacemos otra ficha”. ¡Dios mío! Que falta de sensibilidad, eso es empatía de zapato; ¡joder!, que el pobre chaval está destrozado. Muchos grupos tienen sus rituales funerarios (desde guardar todas las fichas de los pobres víctimos, hasta quemar la ficha con absoluta y hendrixiana solemnidad, sí lo he leído por Inforol). Pasemos por alto estos ritos paganos y centrémonos en términos de juego... ¿Como se puede hacer para que el máster corresponda a un pobre PJ muerto? Lo primero es pensar, “aquí se acaba todo...” ¡No! nada más lejos de la realidad, aquí empieza todo... Primero se debería hacer un buen funeral (para ello están sus compañeros), luego llega la leyenda (las versiones tergiversadas de su muerte es algo muy colorista y que mola, en mundos contemporáneos o de sci-fi puedes realizar incluso noticias periodísticas explicando esa misma muerte omitiendo ciertos datos y creando otros), para acabar en el reconocimiento histórico “Y fue el sacrificio de Sir Ope el que permitió seguir en pos de la justicia a sus compañeros, quienes afligidos y espoleados por su muerte derrotaron al malvado Lord Ronchas en combate sin par; y es por eso que aquí creamos el Santurio en honor a Sir Ope donde tendrán hogar y cobijo la orden de paladines de Sir Ope Tim”, algo así debería valer, reconfortará el corazón del jugador que perdió a su personaje y además puede ser la semilla de nuevas aventuras dando colorido al setting (si pasan por ahí recordarán ese capítulo de sus vidas, o quizás se crucen con uno de esos paladines, o encuentren a sus familiares, recordad a Denethor hablando de la muerte de Boromir); lo que debe evitarse es eso de olvidarse de los PJs muertos como si no hubieran existido, aparte de poco realista es una lástima dejar pasar tan rápidamente a ningún personaje, especialmente si era de interés y había sido bien interpretado en acciones y trasfondo.

Ah, eso sí, todo este rollo solo vale en campañas; para una sesión tampoco nos vamos a cortar las venas, un golpecito en la espalda y la entrega sincera de un kleenex debería bastar.

Nos leemos.

15 comentarios:

tigre blanco dijo...

Por partes...
La muerte de un pj, para mi influye si has jugado mucho con el, como has indicado al final del articulo, pero sobre todo depende del cariño que le pilles, yo he jugado con alguno que se murio pronto y me jodio y otros mas veteranos que sinceramente me ha dado igual.

Las muertes de pjs, como bien dices, a veces joden mas al Master que al jugador, aunque en nuestro grupo dependiendo de donde este la partida te jodes y te quedas "castigado" sin jugar...

Yo como Master si e perdonado la vida, incluso metiendo la pata ellos, quiza sea un poco master madraza, aunque depende del dia... eso si sus muertes no son chorras, matar asi es cruel, mucho.

Lo de resucitar ni en nuestra etapa Dungeonera lo haciamos, nunca nos gusto.

Aunque hay algo peor que matarlos, como dijo Tecnócrata hace poco; Que se muera un Pj vale, pero que le peten el culo... XDDDD

JKeats dijo...

Yo he sido un poco "master mamá" durante muchos años, pero siempre he pensado que hasta cierto punto estaba justificado. No veía la necesidad de matar a los personajes por una mala tirada de dados o un error tonto. Otra cosa es que se metiesen a sabiendas en algún berenjenal, ahí cada uno carga con su responsabilidad.

De todas formas el índice de muertes en mis partidas siempre fue muy bajo, y en parte creo que se debe a que en mis principios en el mundo del rol me encontré con varios masters que disfrutaban acabando con los jugadores como quien tira fichas de dominó. Y eso para mi no tiene nada que ver con la diversión.

Un saludo.

13 dijo...

A Tigre blanco

Estoy de acuerdo... Para el jugador lo importante es el cariño que le tenga al PJ, lo que a menudo va relacionado con su importancia, pero no siempre.

Lo de quedarse castigado sin jugar solo lo he hecho si estamos cerca del final, pero intento que a la siguiente sesión el jugador tenga un PJ nuevo, y para no romper la trama incluso llegué a darle a uno la ficha de un PNJ porque si no no tenía entrada creíble de ningún tipo (otro rechazó tal opción y lo dejamos tal cual).

Bien hecho lo de pasar las resurrecciones... Y el comentario de Tecnócrata... Pues sí, jejeje, debe joder lo suyo.

***

A Jkeats

Lo de encontrarse másters sádicos es que es insoportable... Una pérdida de tiempo y una experiencia frustrante. De lo peor.

Por cierto, yo en el fondo debo tener un toque de madraza, ya que tengo un índice de muertes bajo. Pero siempre planeándolo de antemano, o sea, prefiero poner niveles de dificultad asequibles (bueno, no siempre, a veces la cosa se complica), pero partiendo de ello intento no perdonar nunca la vida del grupo, lo que sale mal sale mal... Y la verdad es que nunca me ha dado problemas graves.

Un saludo.

tigre blanco dijo...

Nosotors dejamos de jugar con un tio por ser un cabron, a mi me mato 2 personajes en un dia, al primero nada mas empezar, eso si, era previsor y llevaba pjs pregenerados para que pudieras seguir, pero era una mierda... como decis te quita las ganas.

komanche dijo...

Está bien tu reportaje, con la única salvedad que si el juego se tratase del Paranoia (el XP no lo conozco, pero creo que está igual de pasado de roscas que su predecesor), pues el juego está diseñado expresamente para que los PJ mueran, remueran y requetemueran varias veces durante la partida.

Mi experiencia con juegos de rol (tanto cómo master o jugador) es más bien limitada, pero no conozco ningún otro juego donde la meta del PJ en el juego sea morir lo menos posible. Y por cierto, para muerte gloriosa, la que exije el Feng Shui: Una vez muerto el PJ (da igual que sea de un disparo en la cabeza, atropellado por un tren o haber estado en el epicentro de una explosión), este tiene derecho a final conmovedor; mientras suena una balada hortera de fondo, éste, rodeado de sus compañeros, tiene derecho a unas últimas emotivas palabras.

Saludos

13 dijo...

Bienvenido komanche...

Efectivamente, el Paranoia se sale de la norma (y algún juego más, que los hay muy raros por ahí); aún así el juego ya tiene sus métodos para hacerte durar un poco más, como lo de los 6 clones. Pero sí, es un juego que invita a cebarse.

Muy bueno lo del Feng Shui, lo desconocía por completo pero es una buena sobrada.

Un saludo.

Dairkan dijo...

Me siento identificado con casi todo lo que comentas que NO hay que hacer xDDD
Yo a ratos era master mamaíta.. los tuve que salvar por que si no se morían todos.. tipo:
- Ah una cueva de trolls.. pero es de día.. si hay alguno despierto por casualidad lo matamos y listo.. y yo: ein???

Y en otros momentos.. no es que los matase yo.. sino que ya que se morían.. pues yo disfrutaba con la muerte y me recreaba en ella jijiji

Cuando morían, pues les describía como agonizaban o alguna chorrada, nos reíamos un poco y para la siguiente vez ya contaba con pj nuevo.

Pero bueno, nadie nace sabiendo :P

Un Saludo

Drizzt Do'Urden dijo...

muy buenas, en primer lugar, enhorabuena por el blog, esta muy logrado.
en segundo lugar gracias por los consejos interpretativos, lo de la musica no me emociona, pero lo de los pergaminos me vendra muy bien, xk me encanta hacerles que se encuentren con informacion extraña.
en otro orden de cosas va un pequeño tiron de orejas...como se enteren mis jugadores de las triquiñuelas esas... lo que les faltaba, me les veo con una legion de monos xD lo de las fichas esta bien la idea, pero xa eso estoy yo k soy el k las pasa a limpio (o sea, el master, xa evitar eso).
lo de los dados les avise...lo k hacen estos es llevar dos juegos de dados, en uno colocan la tirada que quieren y tiran con el otro, oyes el ruido si no estas atento... y ellos señalan triunfantes el dado con el resultado.

respecto a las muertes, algo de master mama he tenido, pero ya no, ya les avise... si mueren es por bobadas (o x varios 20's seguidos...) y el que palma, o pagan los jugadores la resurreccion o se hace uno nuevo, no m tiembla la mano. desde entonces no veais lo que se preocupan por detalles.
un saludo, y enhorabuena una vez mas

13 dijo...

Juás Dairkan, el primer caso de Máster mamá sádica... Lo tuyo quizás sería una especie de depresión pos parto rara...

Por cierto, yo también he pecado... Lo de las resurrecciones por ejemplo. El proceso normal, al menos según he visto, es empezar bastante protector (haciendo unas perdonadas de vida inverosímiles) para ir ajustándose poco a poco.

***

Bienvenido drizzt

Gracias por las felicitaciones, de veras, me alegro de que te guste el blog.

Por cierto... bien hecho lo de pasar tu mismo a limpio las fichas, no les des un respiro, que sepan que los tienes controlados. XD

La triquiñuela de la falsa tirada es un clásico (aunque nunca lo he puesto en práctica), te aconsejo que nunca aceptes una tirada que no pidas expresamente, así no te cojerán desprevenido... (coñas aparte, en mi mesa todas las tiradas se piden previamente, lo de tirar por iniciativa propia pues como que no, pero no por desconfianza, sino por simple organización).


Un saludo.

Drizzt Do'Urden dijo...

lo de las tiradas se lo teno muy inculcado, de hecho una tirada no es valida si no la he pedido, o si no la he visto...
xo hablando de muertes de personajes, no os parece k ciertos jugadores tienen una tendencia a encariñarse demasiado y si "x accidente" muere ese pj se hace otro identico con ansias de venganza contra el "pobre descuidado"?? esk tengo jugadores que hacen eso, y mira k se lo adiverto y les deniego que ataquen al otro, xo nada...

y weno, luego esta el tipico k lleva semiorcos barbaros...k va ya x el 4º igual, conservan hasta el nombre...(el apellido no)

pero volviendo al tema de master-mama, no me considero uno de ellos, pero tp un sadico, y mantengo una media de muertes por partida baja, bastante aceptable (normalmente uno cada 7 o 9 sesiones)

komanche dijo...

¿Y el qué tiene una novia en el grupo y no la mata por motivos obvios, qué apelativo tiene? Aparte del de calzonazos, claro.

En mi caso particular, me tuve que cargar a mi novia, ya que en una partida anterior había fallecido un PJ (otro se me escapó por los pelos) y en cambio fuí magnánimo con ella. Esto me supuso quejas ante el resto de jugadores y a la siguiente partida supuso que los enemigos la atacaban a ella primera. Murió, junto con sus otros compañeros (la dinamita manipulada temerariamente no entiende de tonterías).

¿Doctor, qué puedo hacer ante este caso?

13 dijo...

Hummm... Lo que dices Drizzt no recuerdo que me haya pasado... Hay jugadores que tienen un estilo muy marcado (yo creo que incluso demasiado) pero lo de hacer nuevos PJs para vengar al anterior... vamos, totalmente inadmisible. Es cuestión de simple madurez del jugador, hay que entender la muerte de los PJs como parte del juego, si un jugador no lo entiende se debería hablar muy seriamente con él, y si aún así sigue con las mismas... Pues casi es para decirle que lo deje porque jugar a rol es una cosa muy distinta a lo que él entiende como tal. Es tan malo hacer esto, como pasar de lo que dice el máster, o simplemente hacer trampas.

***

En cuanto a lo que dices komanche de las novias (que también se podría aplicar a querencia por ciertos jugadores por encima de los otros) pues no hay más control que el que se ponga el máster a sí mismo, y en él debe radicar la equidad. En cualquier caso no creo en la ley de la compensación, un error no se arregla con otro error en sentido contrario, lo mejor es reconocerlo e intentar que no vuelva a pasar porque si compensamos una sesión injusta luego deberemos compensar un error en la aplicación de una regla, deberemos hacer tesoros a medida de los jugadores, y luego discutiremos como errores cosas que son simples opiniones... Es el cuento de nunca acabar. Basta con tomar nota de la queja, reconocer el error, y ya está... Total, todos metemos la pata.

Eso sí, es virtualmente imposible jugar con másters parciales si no pretenden enmendarse ya que se cargan la atmosfera y la emoción (te quitan esa sensación de ser amo de tu destino).

En cualquier caso lo mejor es hablar tranquilamente con los jugadores... Que te comenten que les ha parecido mal y porqué, estés o no de acuerdo con ellos este simple planteamiento conlleva a interesantes reflexiones sobre como diriges y en que puedes mejorar. Por otra parte los jugadores deben entender que un máster se equivoque porque es inevitable, mientras no lo haga de forma sistemática y tendenciosa no debería haber problema, simple cuestión de honradez.

Un saludo, y nos leemos.

tigre blanco dijo...

Lo que dice Drizzt Do'Urden tambien pasaba en nuestro grupo, habia uno que siempre interpretaba igual, a un tio en plan guerrero barbaro (incluso en epocas modernas) y miar que nos metiamos con el por eso, pero le daba igual...

Y sobre las novias... yo como Master he matado al Pj de la mia, es mas no tengo ni el tipico jugador favorito, los mato igual. Lo curioso es que en las partidas de MdT en las que Tecnócrata hace de Master si que es la favorita, ¿me tendre que sentir celoso? XDDDD, ahora en serio, nunca me ha gustado los favoritismos, pero imagino que es Ley de Rol. ;D

Dairkan dijo...

Yo diría que es ley de vida.. los hay en todas partes.. y el rol no es una excepción :P

Un Saludo

13 dijo...

Exactamente... Comparo mi equipo de futbol sala y mi grupo de rol... Y los problemas son los mismos (cambia máster por entrenador),pero en el grupo de rol hay menos. XD